FT-CI

En los medios (Clarín)

Egipto: otro modelo fallido de democracias imperiales

08/12/2012

POR MARCELO CANTELMI

08/12/12

La presidencia de la República decide imponer una legislación crucial ordenando que no se le cambie a la redacción de la norma una coma y sin atender en el proceso ninguna opinión opositora. Para fortalecer esa medida autoritaria, enarbola el 52% que obtuvo en las elecciones, decreta que el Ejecutivo está por encima de las leyes y prohíbe –anula– a la justicia discutir cualquier resolución que adopte el gobierno. De pronto, aunque no tan inesperadamente como lo percibe el poder,la gente sale a la calle exigiendo una verdadera democracia, la corporación judicial se une para repudiar la prepotencia gubernamental y el país entra en crisis .
Para un argentino, la escena puede tener trazos familiares, pero se trata de lo que está sucediendo en estas horas en el Egipto de Mohamed Mursi , el primer presidente democrático en la larga parábola de dictaduras de ese país. La ofensiva del mandatario contra todo lo que implica el edificio institucional, enlodó del peor modo la esperanza democrática que se abrió en ese pueblo después de la batalla popular de 17 días que acabó el año pasado con la tiranía de tres décadas de Hosni Mubarak.

Una ilusión hecha añicos en apenas instantes.

¿Por qué se hizo eso? La respuesta a esa incógnita suele ser equivocada. Se sostiene que Mursi, un militante de la cofradía de los Hermanos Musulmanes, un partido islámico moderado aliado de EE.UU., hace lo que hace para imponer su visión y su credo en todo el sistema de leyes y procedimientos del país. En ese criterio, sólo lo motivaría evitar la instauración y desarrollo de una sociedad liberal y secular, con una alta y definida protección de los derechos individuales.

Mursi, al fin del día, sería así un líder motivado por una impronta religiosa.
Tal ambición existe, pero en forma lateral y parece más bien una discusión falsa que oculta lo central. Por encima de esa disputa en la superficie de objetivos supuestamente morales o de credos, el presidente y su partido operan como una continuidad de los poderes reales y más prosaicos que han venido regulando Egipto de la mano de las dictaduras , particularmente la última.

Cuando cae la tiranía de Mubarak, lo que entró inmediatamente en cuestión fue el destino de lo que de modo llano podríamos definir aquí como el establishment. Un sector que se consolidó durante las décadas de tiranía y del cual formaron amplia parte, con empresas y bancos, las propias Fuerzas Armadas. El movimiento civil que logró el enorme cambio republicano en Egipto, y en el cual había, por cierto, enormes masas de creyentes islámicos, surgió realmente no por puro idealismo sino como reacción a una gigantesca deuda social que sólo podía ser resuelta con un salto democrático . Mursi, cuyo movimiento realizó marchas multitudinarias de alabanza a los uniformados después del final de la dictadura, desmontó con buen criterio histórico el poder político de los militares y descabezó a la junta que venia gobernando de facto.

Pero lo hizo para tomar la posta en la preservación de aquellos intereses.
El freno a los militares respondió parcialmente a las demandas de la calle pero, salvo por alguna retórica populista, el mandatario mostró nulo interés en resolver el abismo social y no pudo desactivar las movilizaciones y huelgas .

Es por ese motivo que el borrador de Constitución que elaboró el gobierno mantiene incólume el poder de los militares y hasta preserva la tortura como método de seguridad. La profundidad o no del islamismo en la Carta importa sólo porque está directamente vinculada al control social que se pretende. No se trata de religión sino de poder y de cómo consolidar una estructura autoritaria que mantenga el status quo de explotación que rigió toda la historia moderna de ese país.

El relato, allá, de los Hermanos Musulmanes, que exalta una democracia que se descubre limitada, oculta la alianza nítida que sostuvo esa organización con el régimen de Mubarak. En Egipto lo que se ha instaurado, dato que se advierte más claramente en estos momentos con los tanques en la calle, es una forma de república hiperpresidencialista y con desvíos absolutistas , dirigida a poner un límite contundente a las movilizaciones callejeras y avanzar en programas que transfieran a la población el déficit de las cuentas públicas. Es por eso, también, que Mursi dio el portazo contra la justiciapara actuar sin requerir autorización ni tener que responder por sus acciones .

Pero todo ha sido una mirada de corto vuelo que no tuvo en cuenta el dato de que el pueblo egipcio, al revés que otros, viene de una gigantesca victoria. Las protestas en la calle contra la nueva deriva autoritaria se transformaron rápidamente en un hecho político forzando a que la corporación judicial y la oposición se revelara exigiendo a Mursi el respeto al orden republicano.

El presidente hoy no tiene armas y ya comenzó a retroceder . Sus aliados internacionales difícilmente lo apoyen si avanza contra la gente que lo cuestiona desde las calles y la vereda opositora se ha superpoblado lo que anticipa el fracaso de la nueva Constitución.

La resistencia se esparce de modo tal que la semana pasada miles de obreros textiles marcharon en la ciudad de Mahlla al Kubra en demanda de preservar el sistema democrático. Es un dato ominoso para el gobierno: ese sindicato fue uno de los que jugaron un papel clave en la caída de la dictadura.

Esta nueva victoria en proceso del pueblo egipcio desmiente a los agoreros que enterraron en el escepticismo y el desprecio intelectual al suceso de la Primavera Arabe . Ilumina, además, un fenómeno que se expresa en la extendida aparición de modelos de derecha o izquierda, con arenga religiosa o retórica atea, que elevan como virtud la limitación de las instituciones del Estado.

Así es en la democracia autoritaria rusa, la húngara, lo fue en la experiencia italiana de Silvio Berlusconi, o más cerca en Venezuela o Argentina.

Son formas raquíticas de república de personas y no de leyes, que subsumen las normas de todos al antojo del inquilino del poder como hacían los faraones. Como si fueran imperios, allá o acá ...
Copyright Clarín, 2012.

Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • EDITORIAL

    PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • EDITORIAL

    LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)