FT-CI

Kraft, una pelea política de fondo

11/10/2009

Si algo le faltaba lograr a la fenomenal lucha de Terrabusi era conmover a la propia cúpula de la CGT. Moyano se vio obligado a recibir a miembros de la comisión interna a quienes días antes había acusado de “ultraizquierda” y “politizar los reclamos”. Después de haber colaborado con sus declaraciones en el operativo que preparó el desalojo represivo, el jefe de la CGT ahora se declaró “solidario”. Este giro fue una muestra clara que el intento de “normalizar” la planta con el terror policial y el aislamiento, había fracasado producto de más de 50 días de lucha de los trabajadores despedidos, sus delegados y las enormes muestras de apoyo y acciones solidarias en todo el país e incluso a nivel internacional.

El giro de la burocracia no responde al reclamo de los obreros de Kraft que le pidieron un paro general, a lo que Moyano se negó, que le daría jaque mate a la patronal yanqui. La dirección de la CGT sigue un cambio en la táctica del propio gobierno y su Ministerio de Trabajo. La CGT es parte, ahora, de un operativo de “contención” y desgaste. Como expresamos en estas páginas, después del triunfo que significa la resolución judicial de reinstalar a Ramón Bogado quieren dividir a la comisión interna para quebrar a la organización de base de los trabajadores. Más allá del reacomodamiento, la dirección de la CGT es hostil a lo que no controla burocráticamente, como lo demuestra su apoyo a la patota de la UTA contra el Cuerpo de Delegados del Subte al que el gobierno le niega el reconocimiento de su sindicato independiente.

Una pelea política de fondo

Ya habíamos adelantado que, apenas unos días después del triunfo electoral de De Narváez, el abogado de Kraft, el mismo que estuvo representándola en la última reunión en el Ministerio de Trabajo, Julián De Diego, dijo que en las grandes empresas “El tema más grave no está ligado sólo a lo estrictamente económico”. Para el asesor de la multinacional había que terminar con “los delegados que pasaron a tener un protagonismo clave” y “el estado asambleario creado en muchas empresas líderes o con grandes dotaciones, a propósito del cuestionamiento a la representatividad de los distintos estamentos de la estructura sindical, que no se caracterizó, por ser muy democrática”. Ahora, De Diego acaba de dar una conferencia en la Asociación de Ejecutivos de Mendoza para explicar que los reclamos “están politizados”.

Un verdadero cinismo después que el monopolio yanqui que asesora, reunió detrás suyo a las corporaciones patronales como la UIA y la Copal, a las fuerzas del Estado, fiscales, jueces y policías, y hasta el respaldo de la Embajada norteamericana para atacar la organización obrera en el lugar de trabajo. Un claro intento de golpe político de una empresa que actúa como avanzada de una ofensiva de las patronales contra las comisiones internas y los cuerpos de delegados que salgan del control de la burocracia sindical y sean herramientas de lucha.

Es una pelea política de fondo. Las comisiones internas y cuerpos de delegados fueron históricamente el fundamento del poder de la organización sindical en Argentina. En momentos de crecimiento económico, como durante el primer peronismo, estos organismos fueron la punta de lanza para recortar cuotas de plusvalía a las patronales. En épocas de crisis capitalistas agudas esta organización llegó a cuestionar el poder en el lugar de producción e incluso trascender y extenderse territorialmente, formando como en 1975 las coordinadoras interfabriles que desbordaron a la burocracia sindical y enfrentaron con la huelga general al gobierno de Isabel Perón. Contra estas organizaciones sindicales en las empresas hubo unidad de todos los sectores capitalistas en torno a la salida del golpe militar de Videla, desde el gorila de Alsogaray que llamó a eliminar “los soviet en las fábricas” hasta la UCR que las señaló como “guerrilla fabril”. La dictadura genocida hizo desaparecer a la combativa generación de los ’70 pero no pudo desterrar definitivamente de la clase obrera la tradición de sus organizaciones de base. Fue en los ’90 -sobre la base de las leyes de flexibilización y la generalización del trabajo precario- que dejaron de ser organismos que unificaban a toda la fábrica. En el gremio de la alimentación, más que en ninguna otra rama, con el desembarco de las multinacionales se instauró una altísima proporción de trabajadores contratados y agencias temporarias de empleo. No casualmente fue Rodolfo Daer el jefe de la CGT menemista, un producto directo de esta derrota del movimiento obrero en la década neoliberal. Acá reside el enorme valor del surgimiento en los últimos meses de un cuerpo de 40 delegados elegidos por el voto de todos los turnos y secciones de la planta de Pacheco. La virulenta reacción de los yanquis de Kraft se da en momentos que los monopolios de las principales ramas de la industria se preparan para cierta recuperación produciendo lo mismo con menos trabajadores y mayores ritmos de trabajo, lo que es incompatible con la democracia fabril de las comisiones internas y los cuerpos de delegados. Esta es la clave de la lucha obrera que viene concentrando la atención del país.

La apertura para nueva corriente política en la clase trabajadora

Desde Moyano hasta el abogado de Kraft, pasando por los columnistas de los principales diarios y medios masivos, atacan a los delegados de Kraft como “ideologizados” y “politizados” a causa de la influencia de la izquierda y su “intransigencia”. La operación consiste en evitar que la fuerza que demuestra la clase trabajadora y sus organizaciones de base avance como fuerza política independiente. El objetivo es despolitizar la experiencia que ha comenzado parte de la generación obrera. No sólo en Terrabusi sino en amplias franjas de la clase trabajadora, empezó un proceso de lucha y organización en empresas y gremios que se han politizado al calor de esta pulseada nacional. Con la irrupción de la clase obrera en la escena política que abre la lucha de Kraft, son decenas de miles los que pueden girar a la izquierda.

Cada vez más claramente se plantea la necesidad de crear una gran corriente nacional en el movimiento obrero que nuclee a los delegados combativos y organizaciones antiburocráticas, para pelear en todos los lugares de trabajo por extender y desarrollar las comisiones internas y cuerpos de delegados con absoluta libertad para los partidos que participan de la lucha de la clase obrera. La propuesta del PTS es impulsar desde las propias organizaciones combativas y dirigentes antiburocráticos un movimiento político por un Partido de Trabajadores, con independencia de todas las fracciones patronales, que no vaya detrás de la UIA y la Copal como hace la CGT peronista, ni de la Mesa de Enlace agraria como sectores de la CTA, la centroizquierda y una parte de la izquierda como la CCC y Ripoll. Un partido de la clase trabajadora que enfrente la represión y los engaños de la conciliación de clases, que busque la alianza con los sectores populares y del movimiento estudiantil detrás de un programa para que la crisis la paguen los capitalistas.

Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • EDITORIAL

    PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • EDITORIAL

    LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)