FT-CI

Éxito de la segunda reunión del ciclo “Esperanzas de las Revoluciones”

¿Quién dijo que la Revolución Rusa no le interesa a nadie?

28/11/2013

¿Quién dijo que la Revolución Rusa no le interesa a nadie?

Un centenar de personas se han hecho parte ayer del segundo encuentro del ciclo “Esperanzas de las Revoluciones”, dedicado a lo que podría ser la mayor experiencia revolucionaria de la historia de la humanidad: la Revolución Rusa de 1917. Nuevamente, trabajadores de distintos sectores, estudiantes de los liceos, algunos que se han acercado por curiosidad y por los volantes, otros con quienes compartimos experiencias de lucha. La intensidad del intercambio y el interés compartido en el redescubrimiento de aquellas jornadas que “sacudieron al mundo” desmiente definitivamente a todos aquellos que pensaron que la revolución rusa y la política de los bolcheviques han expirado o han devenido en algo poco interesante. Al contrario, las preguntas realizadas ayer eran planteadas con toda la agudeza de los problemas que existen nuevamente hoy, mientras el capitalismo está en crisis y la lucha de clases ha comenzado a tomar un giro más claro, en numerosos puntos del globo.

En su introducción, Guillaume Loic, miembro del comité de redacción de la revista Revolución Permanente y de la dirección del NPA, ha vuelto sobre los factores objetivos que caracterizaron a Rusia en vísperas de la revolución y que constituyeron la base sobre la que se pudo desarrollar: un país económicamente atrasado, comprometido en la guerra mundial bajo la tutela de los imperialismos francés y británico, y dirigido por una monarquía ya en proceso de putrefacción; un país donde la burguesía, de aparición tardía, está demasiado ligada a la propiedad financiera y a las potencias extranjeras como para jugar cualquier rol emancipador; por lo tanto, un país donde la mayoría campesina (75 % de la población) al igual que las minorías nacionales oprimidas (57 %) sólo pueden contar con sus propias luchas y con la alianza con el proletariado para tener, finalmente, acceso a la tierra y ponerle fin al yugo de la “Gran Rusia”; proletariado que, de todos modos, está excepcionalmente concentrado, principalmente en Petrogrado, y ha podido acumular una firme experiencia en la lucha de clases luego de la primer revolución -perdida- de 1905. Es este cuadro el que compone el desarrollo desigual y combinado de Rusia tal como Trotsky lo caracterizó y que continúa siendo hoy en día una clave esencial para comprender la dinámica de las revoluciones en los países periféricos.

“¡Ellos se atrevieron!”, como escribió Rosa Luxemburgo algunos meses después de la toma del poder por los soviets, bajo la dirección del partido bolchevique. Es que más allá de los factores objetivos, que muestran que la revolución no cae del cielo, hay una especificidad de la revolución rusa que demuestra su impacto: fue victoriosa. Todo el interés de la discusión de ayer fue para comprender aquello que ha permitido esa victoria, especialmente el rol jugado por el partido bolchevique, partido estratégico que supo favorecer la experiencia del proletariado y de las masas populares hasta la toma del poder. En otros tiempos y otros lugares de hecho, hemos visto a los explotados/as, los oprimidos/as, levantar la cabeza y pasar a la ofensiva con una energía comparable a la de los obreros/as, campesinos/as y soldados rusos, pero finalmente sufren derrotas. Nada se había ganado nada todavía en 1917 cuando, en febrero, una insurrección masiva y espontánea derroco al zarismo y dio el poder a la burguesía, sin conciencia clara de las tareas todavía por cumplir; cuando, en abril, en junio, en julio, las masas bajan de nuevo a las calles para exigir paz, tierra, pan, pero sin osar romper con el nuevo poder de conciliación de clases; o cuando, en agosto, el general Kornilov y la burguesía intentan un golpe de Estado para terminar con los soviets.

De pequeña organización debilitada por la guerra y la represión, el partido bolchevique se convirtió en pocos meses en mayoritario entre las masas y no solamente en el seno del proletariado urbano, pero ganando la apuesta del papel hegemónico que juegan en el proceso, es decir que se transforman en un motor y al mismo tiempo en portavoz del conjunto de las reivindicaciones populares y nacionales. El proletariado es el único que ofrece una solución a la miseria y a la guerra: la toma del poder y la edificación de una nueva sociedad sin explotación ni opresión, cuando el resto de los “socialistas” crean una infinita confusión para conservar la alianza que han establecido con la burguesía. Ganar la confianza de las masas populares, acelerar su experiencia, profundizar su conciencia sobre la situación: tal fue el eje de la política de los revolucionarios rusos, muy lejos de la caricatura que se hace a menudo de un partido que promueve el golpe de la fuerza minoritaria. ¡La insurrección de octubre de 1917, coronamiento de esta política, con el consentimiento prácticamente de la mayoría es realizado sin ninguna víctima!

“La burguesía reconoce que un Estado es fuerte solo cuando puede, utilizando todo el poder del aparato gubernamental, hacer ir a las masas como lo entienden los gobiernos burgueses. Nuestra comprensión de la fuerza es diferente. La fuerza del Estado, creemos, es la conciencia de las masas. El Estado es fuerte cuando las masas saben todo, pueden juzgar todo y hacer todo a sabiendas”. Esto decía Lenin en 1918. Es este nuevo Estado Soviético que examinará Daniela Cobet, también miembro de la dirección del NPA, complementando la introducción hecha por Guillaume. Nuevo poder que casi desde su nacimiento fue confrontado a la violencia extrema de los ex represores, burgueses y aristócratas ligados al seno mismo del ejército blanco y sostenido por no menos de catorce países imperialistas que invadieron la Rusia revolucionaria.

Ahí está, para aquellos que acusaron a los bolcheviques y a Lenin de ser “sanguinarios” y querían ver dentro de las decisiones del joven poder soviético durante la guerra civil el germen de la monstruosidad estalinista posterior. Pero los intentos de invisibilizar la revolución rusa se basan también sobre la asimilación de la experiencia de 1917, a la de guerra civil y a la fundación de la Tercera Internacional, a la segunda contra revolución, esta vez interna, que derruyó la experiencia soviética. Por lo tanto, qué podría ser más opuesto a la política de Lenin que Stalin, encarnando a una casta burocrática que va a liquidar el poder de los soviets y que, para mantener el Kremlin, ¡se deshará físicamente de la totalidad de la dirección del partido bolchevique!
No dejemos que nos roben la memoria, recuperémosla, revivámosla de manera crítica: aquí están los objetivos para comenzar a completar el debate de ayer, con la firme convicción que vendrán nuevas ocasiones para nuestra clase de “tomar el cielo por asalto”. Será útil, entonces, estar preparados, por el estudio de las experiencias del pasado y por la construcción de un partido que pueda asumir el rol que jugaron en 1917 los bolcheviques.

El próximo encuentro del ciclo, en quince días, el jueves 12 de diciembre, mismo lugar, mismo horario, tratará sobre el proceso revolucionario chileno, cuarenta años antes del golpe de Estado de Pinochet.
¡Hasta luego!

Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • EDITORIAL

    PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • EDITORIAL

    LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)