FT-CI

Ante la asunción de Felipe Calderón

México: sigue abierta la crisis

23/11/2006

En un contexto donde sigue en pie la lucha de Oaxaca y el principal dirigente opositor López Obrador se presentó como “presidente legítimo” en un acto de protesta, el 1/12 asumirá la presidencia Felipe Calderón, impuesto por el fraude de julio de 2006, ante un Congreso prácticamente ocupado por la policía presidencial y sitiado por la Policía Federal Preventiva.

Recientemente, el gobierno de Vicente Fox anunció un nuevo ataque contra los trabajadores y los sectores populares: un aumento en el precio de la leche Liconsa (producto subsidiado de bajo costo) y en los combustibles. Esta impopular medida, pactada entre Calderón y Fox pretende -además de tratar de evitarle los costos al futuro gobierno-, mostrar el compromiso del PAN como fiel garante de los planes del imperialismo. Es por esto que Fox sostiene (con el apoyo de Calderón) a capa y espada al repudiado gobierno de Ulises Ruiz en Oaxaca, para evitar que una eventual caída sea vista por las masas como un triunfo y mostrarse como un garante de las instituciones pro-imperialistas.

Los “nuevos” ministros anunciados por Calderón para su gabinete, ex priístas y varios funcionarios del actual gobierno dejan claro este compromiso, como ha dicho la propia Confederación Patronal de México (Coparmex), estos nombramientos “marcan una línea de continuidad en el manejo de la economía” (La Jornada, 22/11), que sostendrá una política neoliberal que apuntará a lograr una mayor penetración de las transnacionales en el sector energético, a redoblar el ataque sobre el sistema de pensiones y jubilaciones, las condiciones laborales y conquistas sindicales, la seguridad social y la educación, etc.

Estas medidas y el carácter abiertamente pro imperialista y entreguista del nuevo gobierno puede profundizar su impopularidad e ilegitimidad aún antes de asumir.
Los cientos de miles que se congregaron en el Zócalo del Distrito Federal este 20/11, para asistir a la “toma de protesta” de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) como “presidente legítimo”, demuestran que continúa el profundo descontento con el PAN y las instituciones del régimen que legitimaron el fraude del 2 de julio. A pesar de que López Obrador y el PRD evitaron que las masivas movilizaciones antifraude confluyeran con las acciones de los trabajadores y el pueblo oaxaqueño, el descontento continúa. Al mismo tiempo permanece la heroica lucha en Oaxaca, exigiendo la renuncia de URO y la salida de la PFP y en el DF se mantiene el plantón de los combativos y resistentes compañeros oaxaqueños.

Junto a esto, en las últimas semanas sectores de trabajadores iniciaron nuevas acciones de lucha: como los trabajadores azucareros, que paralizaron 58 ingenios en todo el país, o los trabajadores del Colegio de Bachilleres, que están en huelga desde hace más de 3 semanas.

Una profunda crisis del régimen

Existe una profunda división y polarización social que se ha acrecentado al calor del ataque y la ofensiva impulsada por el foxismo y las instituciones del “régimen de la alternancia”: por un lado, millones de trabajadores, campesinos y sectores empobrecidos de la clase media y la juventud que sufren el desempleo y la carestía de vida, y por otro, una minoría de capitalistas, terratenientes y sectores acomodados de las clases medias que gozan de los privilegios emanados de la ofensiva sobre las masas populares. Si en los años previos esto podía ser controlado por las instituciones “democráticas”, la creciente lucha de sectores de trabajadores (como en Oaxaca) y las masivas movilizaciones antifraude, muestran que el hartazgo obrero y popular puede traducirse en grandes acciones de lucha.

Para la clase dominante, el peligro es que la asunción del nuevo gobierno se de en un contexto signado por nuevas acciones y movilizaciones, que se combinen con la lucha heroica de Oaxaca. Es por eso que el gobierno está tratando de debilitar y desactivar esta lucha, mediante provocaciones permanentes, además del rol de los sectores conciliacionistas de la propia dirección de la APPO.

En un contexto como este, Calderón asumiría como un gobernante débil, sólo sostenido por el apoyo incondicional de la patronal y las transnacionales yanquis y europeas (como Telefónica de España); buscaría apoyarse también en los pactos con el PRI en el Congreso, que es la primera fuerza en lo que se refiere a los gobiernos estatales, aunque cuenta con poco prestigio y credibilidad entre las masas, como expresó por ejemplo el repudio generalizado al gobierno priísta de URO. Aunque con estos pactos lograsen cierta fortaleza y estabilidad al interior de las instituciones (por ejemplo para votar reformas estructurales), se mantendría y acrecentaría la brecha respecto al descontento existente entre los trabajadores y el pueblo. Esto sería un panorama de pesadilla para el imperialismo por darse en su patio trasero, que podría tener efectos y repercusiones entre los millones de trabajadores latinos, a pesar del reaccionario muro de Bush. Esto podría impactar en EE.UU. por el importante peso de los trabajadores mexicanos (como se vio durante las movilizaciones de abril y mayo), una muestra de esta potencialidad puede verse en el reciente triunfo en una huelga liderada por obreros mexicanos en una de las principales empacadoras de carne de EE.UU.

En México se mantiene una situación álgida y convulsiva de la lucha de clases, y posiblemente estemos a los inicios d e un proceso de carácter revolucionario, del cual la comuna de Oaxaca es la mayor anticipación y que, para desarrollarse, requerirá que entren en escena los grandes batallones de la clase obrera mexicana.

AMLO y el PRD no son alternativa

López Obrador realizó su ceremonia de “toma de protesta” presidencial ante cientos de miles de personas, donde presentó un programa que combina el llamado a la defensa del “patrimonio y la soberanía nacional”, con propuestas de control a los monopolios, y llamados a la “democratización” mediante un “nuevo marco institucional”.

Sin duda, la asunción de AMLO como “presidente legítimo” expresa la existencia de una profunda crisis del régimen, donde el principal referente de la oposición desconoce al gobierno del PAN, que al mismo tiempo, para impulsar su política acrecienta el enfrentamiento con la oposición en el Congreso. Esto se combina con las declaraciones y mítines convocados por el dirigente del PRD contra de la represión en Oaxaca.

En realidad, AMLO impulsará este programa a través de sus parlamentarios. De esta forma, él y el PRD buscarán aparecer como la principal fuerza política opositora a las medidas antipopulares del nuevo gobierno. Esto está provocando reacomodos y posicionamientos en el PRD.
La política de AMLO no representa una alternativa para los trabajadores, campesinos e indígenas de México ni busca desarrollar su lucha hacia el derrocamiento revolucionario de estas instituciones reaccionarias. Ya AMLO, ante el peligro de que la lucha antifraude se radicalice, actuó para desactivar la movilización, mostrándose incapaz de encabezar una lucha consecuente por la elemental demanda de “Abajo el Fraude”.

Como planteamos desde la LTS, esto fue así porque AMLO y el PRD, a pesar de sus discursos de “al diablo con las instituciones”, son parte de las mismas (administrando los negocios de la burguesía en el DF y otros estados) y partidarios de mantener, con algunas reformas, el mismo régimen de dominación de la burguesía que garantiza los negocios de los grandes monopolios. Esta política busca cooptar todo lo que actúe de manera independiente o por fuera de las instituciones, como es el caso de la vanguardia combativa oaxaqueña.

Para aprovechar la crisis del régimen en favor de los explotados y oprimidos, imponer sus demandas y reivindicaciones y evitar nuevas trampas que busquen recomponer las maltrechas instituciones, es necesario que -lejos de confiar en la reformas que propone AMLO- impulsemos la movilización de los trabajadores y el pueblo, con independencia del régimen y un programa propio para que la crisis la paguen los capitalistas y terratenientes. Ese es el camino que enseña Oaxaca y su comuna, el cual hay que generalizar y extender a todo México: hay que confiar sólo en las fuerzas de los explotados y oprimidos.

- La lucha de Oaxaca y la unidad obrera y popular contra el nuevo gobierno

El gobierno busca liquidar y desactivar la lucha de Oaxaca, evitando la caída de URO (para negociar posteriormente un recambio). A esta política han servido sectores de la dirección de la APPO, que llamaron a aceptar las medidas de distensión (como el reinicio de las clases en la UABJO o el retiro de las barricadas) y en los hechos debilitaron al movimiento. Para avanzar es necesaria una política que apunte a desarrollar la movilización, llamando a una huelga general en el estado hasta la caída de URO y la salida de las fuerzas represivas, y fortaleciendo a la APPO como un organismo de democracia directa de los explotados y oprimidos, manteniendo y extendiendo las barricadas, dejando atrás la estrategia conciliacionista y pacifista de la actual dirección provisoria. Para lograr el triunfo de la comuna oaxaqueña, es necesaria la solidaridad y la movilización nacional en apoyo a Oaxaca, y la unidad de los trabajadores de todo el país tras un pliego único de reivindicaciones.

En ese sentido, la reciente constitución de la Asamblea Popular de los Pueblos de México puede ser un paso adelante si impulsa la movilización independiente del régimen y fundamentalmente la unidad de las filas obreras, tras un programa que recoja y de respuesta a las demandas de los distintos sectores obreros y el conjunto del pueblo oprimido, y un plan de lucha para imponerlo, que avance hacia un verdadero paro nacional en apoyo a Oaxaca y por el conjunto de las demandas de la clase trabajadora.

Una perspectiva así, potenciaría e impulsaría la posibilidad de nuevas luchas radicalizadas de la clase obrera, que retomen y profundicen el camino abierto por Oaxaca, las cuales serían un referente y un ejemplo de lucha para las masas explotadas y oprimidas no sólo en toda América Latina sino también al interior de EE.UU.

Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periodicos

  • PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)