FT-CI

EL PAIS - 28-03-2011

Las fuerzas de Gadafi resisten el avance rebelde en Sirte

28/03/2011

Los insurgentes habían anunciado la conquista del feudo natal del dictador, pero los reporteros lo desmienten.- Las tropas del régimen se repliegan a 30 kilómetros de Sirte después de librar intensos combates cerca de Bin Yuad, reconquistada por los rebeldes con ayuda de los bombardeos aliados

JUAN MIGUEL MUÑOZ / Álvaro DE CÓZAR | Bengasi / Trípoli 28/03/2011

La contraofensiva lanzada por las fuerzas rebeldes libias con el respaldo de los bombardeos de la coalición internacional no ha alcanzado todavía el feudo natal de Muamar el Gadafi, Sirte, donde siguen acantonadas las unidades leales al régimen a la espera de la irrupción de los sublevados. La estratégica ciudad, cuya conquista allanaría el camino hacia Trípoli, es uno de los objetivos prioritarios de los opositores desde que estallaron las revueltas a mediados de febrero. Pero no será un objetivo fácil.

Aunque un portavoz del Consejo Nacional libio anunció esta mañana desde Bengasi que las milicias rebeldes habían entrado en el enclave sin encontrar resistencia, un grupo de periodistas extranjeros invitados por el régimen ha podido constatar sobre el terreno que el control de la ciudad sigue en manos del Gobierno. El relato de estos reporteros también asegura que en la zona no se están registrando combates ni hay presencia de insurgentes.

Al Yazira asegura que las milicias alzadas contra el régimen prosiguen su lento avance hacia Sirte y han rodeado en las últimas horas la ciudad de Nawfaliyah, al oeste de Bin Yuad y a 120 kilómetros del lugar de nacimiento del dictador. Un corresponsal de Reuters que está a pocos kilómetros de Bin Yuad informa de que se están registando fuertes bombardeos en la carretera costera que dirige a Sirte . Al Yazira asegura que el Ejército de Gadafi, obligado por el empuje rebelde, se ha replegado a 30 kilómetros de Sirte, formando un cinturón de seguridad alrededor de la ciudad.

Tropas de Gadafi e insurgentes han protagonizado esta mañana duros combates en las proximidades de Bin Yuad, a 140 kilómetros de Sirte y uno de los enclaves conquistados por los insurrectos este fin de semana junto a Brega y Ras Lanuf, según la versión ofrecida por un periodista de France Presse.

Decenas de vehículos todoterreno con milicianos armados con fusiles y metralletas han partido esta mañana de Ras Lanuf para reforzar el frente y abrir brecha hacia Sirte. "Hemos escuchado desde Bengasi que los rebeldes están en Sirte, pero eso no es del todo seguro porque los soldados de Gadafi están disparando cohetes", ha explicado un combatiente desde Ras Lanuf.

Mientras, en Trípoli, bastión de los Gadafi, la situación es de calma mientras las calles registran menos tráfico del habitual y mayor presencia policial. En Zintan, una población del interior libio próxima a la frontera con Túnez, las tropas del dictador continúan con su asedio para expulsar a los insurgentes que la controlan desde el inicio de las revueltas, según han informado fuentes de los sublevados.

Repliegue del régimen

Los soldados de Gadafi, derrotados el sábado en Ajdabiya , la puerta de Cirenaica, recorrieron ayer los 400 kilómetros de desierto que hace dos semanas atravesaron para amenazar Bengasi, capital de la rebelión. No presentaron batalla ni en Brega, ni en Ras Lanuf -cruciales ciudades por sus terminales petroleras-, ni en Bin Yauad, el último pueblo en el que combatieron los insurgentes antes de retroceder, hace 15 días, ante el empuje de los tanques y aviones del dictador.

Pese a que la conquista de Sirte representa un duro escollo en el camino,la euforia se ha instalado en Bengasi . La cuna del hombre que ha regido los destinos de Libia durante cuatro décadas y bastión de su tribu está más cerca que nunca. Es el último obstáculo antes de alcanzar la castigada Misrata, entre Sirte y Trípoli, donde los combates entre fuerzas antigubernamentales y leales a Gadafi se suceden. Al menos nueve personas han muerto la pasada madrugada por los disparos de francotiradores y de la artillería del régimen, según fuentes médicas citadas por Al Yazira.

¿Optará Gadafi por atrincherarse en las ciudades que controla? Es probable. ¿Escapará del país? Puede ser, aunque haya jurado morir en su tierra. ¿Cómo reaccionará Sirte? Difícil aventurar la respuesta. ¿Está colapsando el régimen? En Bengasi nadie lo duda.

Al compás de los decisivos ataques aéreos de la alianza internacional , la dirección de los acontecimientos ha cambiado bruscamente. Y ayer todo eran buenas noticias para los sublevados. El déspota y su hijo Saif el Islam no habían aparecido en los medios oficiales durante cinco días y uno los miembros de su Gobierno sugería ayer que pueden estar moviéndose de un lugar a otro; Catar anunció, según afirmó el ministro de Economía, Ali Tarhuni, que comercializará inmediatamente todo el petróleo que los alzados contra Gadafi puedan exportar. "Los pozos en manos de los rebeldes están produciendo entre 100.000 y 130.000 barriles al día. Antes de una semana enviaremos el primer cargamento", dijo Tarhuni. Todas las terminales de crudo del este libio -las antes citadas más Es Sider, Zueitina y Tobruk- ya están en poder de los insurrectos.

La gente reía abiertamente en Bengasi. Fue la de ayer una tarde feliz, con cientos de mujeres sumándose a la fiesta en la plaza Mahkama, a la orilla del Mediterráneo. Que el tirano seguirá pronto los pasos del tunecino Zine el Abidine Ben Ali y del egipcio Hosni Mubarak es opinión unánime. "La comida está calentándose en la cazuela. Todavía no hierve. Pero pronto estará lista. Será un plato suculento", comentaba, sereno, un directivo de la compañía petrolera Agoco, empleando los símiles a los que son tan aficionados los árabes. Y se hacía una pregunta retórica: "¿De verdad cree Gadafi que podrá gobernar el país en el futuro?".

Los alzados contra Gadafi hicieron algunas decenas de prisioneros, se apoderaron de armas y munición abandonadas por los militares en su desbandada hacia el oeste. Llegaron a Ras Lanuf -a 170 kilómetros de Ajdabiya- después de que los cazas de los países aliados hubieran machacado las posiciones de los uniformados leales al déspota durante la madrugada.

"Gadafi tiene armas, pero no un verdadero Ejército, y muy poca gente que le apoye. Desplaza a sus tropas de un lado a otro. En Trípoli ha matado y hecho desaparecer a tanta gente como en Bengasi, y tarde o temprano se levantarán. Poco a poco las deserciones le dejarán solo. Capturaremos su campamento", comentaba hace solo unos días a este diario un portavoz del Consejo Nacional, la autoridad interina de los rebeldes.

Salvo un hundimiento estrepitoso del régimen, queda aún, no obstante, un trecho hasta Trípoli. La primera etapa sería Sirte. En esta ciudad de 150.000 habitantes reside gran parte de los gadafa, la tribu del autócrata. Y también abundan los miembros de otros dos clanes. Yabala Ali, un observador de la política libia -si es que había política en el país magrebí-, explica el fundamento de su optimismo. "Las tribus de los farjani y los madani ya rechazan a Gadafi. Y los gadafa están divididos. Gadafi mató hace tres años a Hassan Ishkal, uno de sus líderes. Buena parte de ellos esperan la revancha, y todos tienen que pensar en su futuro. No querrán quedarse aislados". Reuters informaba anoche de que vehículos militares y coches cargados de ciudadanos partían de Sirte rumbo a Trípoli. Fuertes explosiones golpearon la ciudad mientras aviones de la coalición internacional sobrevolaban la zona, según informó un periodista de France Presse.

"Las tribus en Libia no son lo que se cree en Occidente. Yo tengo raíces en tres tribus. Una cuestión es primordial: las tribus no tienen un jefe. Manda un consejo de ancianos. Además, estamos en la era de Internet. ¿Tú crees que los jóvenes piensan en términos tribales? ¡Por favor! Eso es lo que Gadafi intentó, manipular a las tribus para su beneficio", precisa Mustafá Gheriani, portavoz de los insurrectos.

Y después de cruzar Sirte, donde no se han librado de momento combates, habría que liberar Misrata. Unas 300.000 personas y puñados de milicianos padecen desde hace 38 días los ataques de la artillería y los francotiradores apostados en tejados del centro de la ciudad. Ayer por la tarde, los soldados reanudaron las agresiones, aunque con menor crueldad que en jornadas anteriores.

No cabe duda de que el Ejército está perdiendo capacidad de intimidación, que está en retirada, que nada puede hacer ante el poderío de la coalición internacional, que gran parte de sus bases han sido arrasadas, que la moral de sus hombres debe andar bajo mínimos...

Se ignora lo que está sucediendo en el hermético entorno político de Gadafi. Pero en estas circunstancias, nueve días después de la intervención francesa -ayer destruyeron otros siete aviones en Misrata- que provocó el retroceso en el campo de batalla, es imposible que sus ánimos estén por las nubes.

Notas relacionadas

No hay comentarios a esta nota

Periódicos

  • PTS (Argentina)

  • Actualidad Nacional

    MTS (México)

  • LTS (Venezuela)

  • DOSSIER : Leur démocratie et la nôtre

    CCR NPA (Francia)

  • ContraCorriente Nro42 Suplemento Especial

    Clase contra Clase (Estado Español)

  • Movimento Operário

    MRT (Brasil)

  • LOR-CI (Bolivia) Bolivia Liga Obrera Revolucionaria - Cuarta Internacional Palabra Obrera Abril-Mayo Año 2014 

Ante la entrega de nuestros sindicatos al gobierno

1° de Mayo

Reagrupar y defender la independencia política de los trabajadores Abril-Mayo de 2014 Por derecha y por izquierda

La proimperialista Ley Minera del MAS en la picota

    LOR-CI (Bolivia)

  • PTR (Chile) chile Partido de Trabajadores Revolucionarios Clase contra Clase 

En las recientes elecciones presidenciales, Bachelet alcanzó el 47% de los votos, y Matthei el 25%: deberán pasar a segunda vuelta. La participación electoral fue de solo el 50%. La votación de Bachelet, representa apenas el 22% del total de votantes. 

¿Pero se podrá avanzar en las reformas (cosméticas) anunciadas en su programa? Y en caso de poder hacerlo, ¿serán tales como se esperan en “la calle”? Editorial El Gobierno, el Parlamento y la calle

    PTR (Chile)

  • RIO (Alemania) RIO (Alemania) Revolutionäre Internationalistische Organisation Klasse gegen Klasse 

Nieder mit der EU des Kapitals!

Die Europäische Union präsentiert sich als Vereinigung Europas. Doch diese imperialistische Allianz hilft dem deutschen Kapital, andere Teile Europas und der Welt zu unterwerfen. MarxistInnen kämpfen für die Vereinigten Sozialistischen Staaten von Europa! 

Widerstand im Spanischen Staat 

Am 15. Mai 2011 begannen Jugendliche im Spanischen Staat, öffentliche Plätze zu besetzen. Drei Jahre später, am 22. März 2014, demonstrierten Hunderttausende in Madrid. Was hat sich in diesen drei Jahren verändert? Editorial Nieder mit der EU des Kapitals!

    RIO (Alemania)

  • Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica) Costa Rica LRS En Clave Revolucionaria Noviembre Año 2013 N° 25 

Los cuatro años de gobierno de Laura Chinchilla han estado marcados por la retórica “nacionalista” en relación a Nicaragua: en la primera parte de su mandato prácticamente todo su “plan de gobierno” se centró en la “defensa” de la llamada Isla Calero, para posteriormente, en la etapa final de su administración, centrar su discurso en la “defensa” del conjunto de la provincia de Guanacaste que reclama el gobierno de Daniel Ortega como propia. Solo los abundantes escándalos de corrupción, relacionados con la Autopista San José-Caldera, los casos de ministros que no pagaban impuestos, así como el robo a mansalva durante los trabajos de construcción de la Trocha Fronteriza 1856 le pusieron límite a la retórica del equipo de gobierno, que claramente apostó a rivalizar con el vecino país del norte para encubrir sus negocios al amparo del Estado. martes, 19 de noviembre de 2013 Chovinismo y militarismo en Costa Rica bajo el paraguas del conflicto fronterizo con Nicaragua

    Liga de la Revolución Socialista (LRS - Costa Rica)

  • Grupo de la FT-CI (Uruguay) Uruguay Grupo de la FT-CI Estrategia Revolucionaria 

El año que termina estuvo signado por la mayor conflictividad laboral en más de 15 años. Si bien finalmente la mayoría de los grupos en la negociación salarial parecen llegar a un acuerdo (aún falta cerrar metalúrgicos y otros menos importantes), los mismos son un buen final para el gobierno, ya que, gracias a sus maniobras (y las de la burocracia sindical) pudieron encausar la discusión dentro de los marcos del tope salarial estipulado por el Poder Ejecutivo, utilizando la movilización controlada en los marcos salariales como factor de presión ante las patronales más duras que pujaban por el “0%” de aumento. Entre la lucha de clases, la represión, y las discusiones de los de arriba Construyamos una alternativa revolucionaria para los trabajadores y la juventud

    Grupo de la FT-CI (Uruguay)